Fundir chocolate correctamente

Chocolate derretido

Fundir chocolate no es tan fácil como parece. Las recetas no suelen dar muchas explicaciones acerca de cómo hacerlo. Por ello, te contamos cómo fundir chocolate correctamente.

Comienza por fundir chocolate picado en un recipiente de vidrio o plástico, en el microondas a potencia media y a intervalos de 30 segundos, removiendo entre cada intervalo. Es importante no saltarse pasos y subir la potencia o poner directamente todo el tiempo, porque nos arriesgamos a que se queme, a que no quede fundido de forma homogénea o a que quede pegado y un poco quemado en la superficie y en los bordes del bol.

Otra opción es fundir el chocolate al baño María. Para ello, trocearemos el chocolate y lo pondremos en un cazo o en una taza grande, y éste/a, a su vez, en otro de mayor tamaño que tenga el agua suficiente para rodear al primero sin que entre agua al chocolate. Se acerca al fuego, a media temperatura, sin que llegue a hervir. A  medida que se vaya fundiendo el chocolate, hay que removerlo para que obtenga una textura homogénea.

¡El agua y el chocolate no se llevan bien! Sea al baño María o al microondas, lo más importante es que bajo ningún concepto caiga ni una gota de agua en el chocolate… porque lo estropearía. Nuestro chocolate fundido quedaría en ese caso granuloso, feo y se desmenuzaría al partirlo.

Share this post



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.